Perfiles Tecnológicos

Desarrollo de sotfware & IT Outsourcing

Coaching-1;1

Los 8 puntos clave para potenciar sus 1:1


Si se quisiera saber cuál es una de las actividades más importantes que debe fomentar toda organización, sin duda alguna la mejora continua figuraría entre las principales. En la actualidad no se compite sólo a nivel nacional. Limitarse a una sola pequeña porción de mercado e ignorar lo que sucede en el resto del mundo es un lujo con consecuencias nefastas para las empresas. Pero, ¿si se compite a nivel global, como se logra que nuestra empresa mejore significativamente de forma competitiva? Existen muchos métodos y no existe una sola receta que nos asegure el éxito. Sin embargo, no se puede dejar de lado que es primordial incluir en los planes de mejora al principal recurso de toda empresa, sus empleados.
Una de las herramientas más sencillas y que dan mejores resultados en todo equipo de trabajo es el 1:1, ya que si se implementa de forma correcta permite potenciar las capacidades de los colaboradores, sin importar la función que realicen.

Aunque pueden existir muchas formas y pasos que podemos seguir, rescatamos de todos ellos, 8 puntos clave para tener en cuenta a la hora de realizar un 1:1:

  1. Establecer un vínculo de confianza con su equipo de trabajo. Eso facilitará las cosas, hará que el interlocutor tenga una mejor disposición para recibir el 1:1. Debe estar claro que están del mismo lado y que se busca el mismo fin.
  2. Entender qué tipo de 1:1 se desea realizar. El objetivo puede ser reforzar una conducta positiva, o corregir un comportamiento no deseado, entre muchos otros. Aunque todos ellos al final tienen como fin la mejora continua, no todos pueden abordarse de la misma forma.
  3. Buscar el momento y las condiciones idóneas para retroalimentar. Saber cuál es el estado emocional de sí mismos y el de los receptores. A veces unos minutos y pequeños detalles hacen la diferencia.
  4. Conocer a su receptor. Un líder se adapta a su equipo y no al revés. Esto es clave para entender cómo desarrollar el 1:1. No se puede ser lineal y esperar que todos entiendan de la misma forma. Es necesario ajustar contenido, tono, duración y expectativas según la audiencia.
  5. Es importante tener un guion. Al improvisar se corre el riesgo de omitir información importante, comunicarse de forma errónea y posiblemente perder credibilidad ante el receptor.
  6. Ser objetivo con la retroalimentación. Las personas a cargo deben ser puntuales, ejemplificar con momentos y situaciones específicas y explicar las consecuencias de dichos eventos. Es central para la sesión evitar divagar en un sinfín de cosas que pierdan la dirección del 1:1.
  7. Hablar en positivo. Acusar a los colaboradores por sus errores sólo hará que se sientan atacados y a la defensiva, lo que hará más difícil entregar el mensaje. En vez de resaltar lo malo, se puede resaltar lo que se espera de ahora en adelante.
  8. Plasmar acuerdos y/o compromisos, sino se logran acuerdos y/o compromisos durante el 1:1, difícilmente habrá resultados. Se debe dar un norte, acordar fechas, métodos, herramientas y demás detalles que permitan dar un seguimiento correcto, con el fin de evitar que sólo sea una conversación casual.

 Las palabras generan cambios, ya sea para bien o para mal, por lo que estar preparados para las diferentes situaciones ayudan al éxito de su gestión. Cuando el equipo está motivado y retroalimentado la mejora vendrá, beneficiando a toda la organización.
Los líderes más exitosos saben que el 1:1 es un gran aliado, cada colaborador necesita y agradece ese espacio.

 Autor: David Santamaría Fernández


Noticias relacionadas

Mejora continua
Calidad, detrás del “Cliché”

A nivel corporativo, el conocimiento general respecto al proceso de calidad de la organización entre los empleados tiende a estar limitado a términos de certificación o procesos de auditoria. La verdad es que, aunque hasta cierto punto sí forman parte...